VENDER NAFARROA BAI


Cuando en el año 2003 viola luz Nafarroa Bai, casi como sin querer, su nacimiento generó una ilusión que supero con creces las expectativas iniciales. Sus planteamientos radicalmente nuevos, su transversalidad, su política dialogante y posibilista nos hicieron pensar a muchos que esta vez era la buena, que el vasquismo progresista de Nafarroa había encontrado por fin su camino, el camino que de alguna manera le iba a posibilitar salir de la marginalidad política a la que sistemáticamente había sido sometido desde la aprobación a hurtadillas de ese pseudoestatuto nacido para aislar Navarra de cualquier colaboración con el resto del País Vasco en beneficio de la versión más rancia del jacobinismo hispano y aún pasando por encima del único resto de soberanía que nos quedaba; el Fuero.

Pero si las elecciones generales de 2004 resultaron todo un éxito al colocar en el Congreso la primera voz genuinamente navarra y sin ninguna otra atadura en toda la historia de la reciente democracia; Uxue Barkos. La brillante labor de esta en Madrid así como el impulso que generó el resultado electoral animaron a los socios nabaizales a repetir el experimento en las elecciones forales y municipales de 2007. Una vez más el electorado respondió y para sorpresa de propios y extraños, casi 80.000 navarros confiaron en Nafarroa Bai.

Pero este éxito que convirtió a Nafarroa Bai en la segunda fuerza política de la comunidad trajo consigo un importante efecto dominó entre las piezas políticas de la Comunidad que se fueron recolocando una a una. Vimos la ruptura del pacto de hierro que habían mantenido durante 16 largos años UPN y PP para vaciar Navarra de contenido político navarro, pacto que no han tardado ni dos semanas en recomponer una vez creen neutralizado el peligro Na Bai, vimos la creación de la nueva entente UPN-PSN ya sin caretas que abortó de raíz cualquier cambio en el status establecido y enseño el camino que seguirían poco después enla Comunidad AutónomaVascay más recientemente el nuevo gobierno navarro de coalición, vimos la desaparición del CDN fruto del estrechamiento de su espacio político y de la propia deriva inconsistente de sus dirigentes y vimos la minorización de la ya minorizada Izquierda Unida carente de un proyecto político propio para Navarra más allá de la protección de los intereses de su sindicato “amigo”.

Lo que no esperábamos ver es la reacción destemplada de la IA que dedicó todos sus esfuerzos a acosar a Na Bai. Desde un sentido patrimonialista de los votos fue incapaz de ver que su hora había acabado y que era tiempo de dejar paso a los nuevos proyectos, que la oportunidad de liderazgo que le había dado un sector de la sociedad navarra había sido desperdiciada en un conflicto que Navarra ya no sentía como suyo y que esperaba soluciones y no la bronca permanente.

Pero todo esto era perfectamente asumible y superable, con lo que no contábamos era con la mirada continua de algunos de los socios de Na Bai hacia los árboles de la CAV que les impidió ver el bosque navarro. No fue Na Bai quien sufrió el descalabro electoral fueron primero EA y luego Aralar los que sucumbieron al empuje de un Bildu a quien ni el mejor especialista en comunicación política le hubiera diseñado una campaña tan eficaz y, sobre todo, barata.

Y para salvar los muebles de su naufragio en la CAV decidieron vender Na Bai el precio que la IA exigía para que el stablisment de ambos partidos tuviera acomodo en las listas de Bildu. ¿Hasta cuando? La previsible legalización de Sortu y la vuelta a la primera línea política de los primeros espadas de la IA tendrán la respuesta a esta pregunta.

Entre tanto, Nafarroa Bai o la marca que la sustituya (para los nabaizales seguirá siendo Na Bai a pesar que hasta eso han decidido vender) lucha por estabilizar su espacio político y la sociedad navarra decidirá libremente si es este el futuro que quiere para el vasquismo progresista de Navarra o quiere retroceder treinta años y volver a la marginalidad para mayor disfrute de quienes llevan treinta y cinco años secuestrando el Fuero y el autogobierno de Navarra.

La IA ha sido quien ha comprado Nafarroa Bai pero para comprar algo siempre tiene que haber un vendedor, en este caso dos, que tienen nombre y apellidos, nombres y apellidos navarros.

Gracias Patxi, gracias Karlos, jamás sabrán como agradeceros el precio…

Ander Muruzabal

Esta entrada fue publicada en Izquierda Abertzale, Nacionalismo vasco, Nafarroa Bai y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a VENDER NAFARROA BAI

  1. Pingback: Vender Nafarroa Bai « Aberriberri bloga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s